A modo de preludio:

Un horizonte escurridizo, un sol de todo el día, un mar verde de pastos duros, “un rancho cuasi tapera”, un río ancho –el más-, y una guitarra sonando en brazos del dolor. Todo esto es sin duda nuestra llanura pampeana, cuna de la música criolla, pero también cuna de nuestro tango. Tango criado a teta de bordonas, a ladrido de perros cimarrones y de los cuzcos que esperan pacientes el deceso de un reparto de achuras en Barracas; criado a relinchos nocheros, al sonar de una locomotora que como agua en el desierto llega a una estación perdida de la cuenca del Salado, y por sobre todas las cosas está criado a puro criollismo nomás. Por eso el tango es sin duda hijo de las bordonas del desierto y del puerto de Santa María del Buen Ayre, hijo de las décimas de Gabino y de Juan Pedro López, de nuestros negros, del lazo de un gaucho paria y del taco de un “Bailarín compadrito”, del boliche de un pueblo ya casi olvidado por el capricho del “progreso”, de un fogón casi solitario en la noche de un resero, y también hijo de los zorzales, o mejor dicho de El Zorzal.

De bordonas y zorzales  fue columna de algunos programas radiales de nuestra música de Buenos Aires, y ahora se planta acá para sacarle brillo a nuestras raíces criollas un poco olvidadas, para desempolvar viejos estilos de la pampa que le dieron pie a las mejores creaciones de Carlos Gardel, para florearse con una milonga campera que fuese inspiración del mejor Pichuco, para revalorizar esas cifras que denuncian las raíces andaluzas más profundas del tango, y para traer al fogón un puñado de huellas, malambos, triunfos, gatos, tristes, y canciones criollas que son sin duda el horizonte de nuestra pampa, y la semilla de nuestro tango porteño.

Juan Martín Scalerandi
Octubre 2017

Sobre el autor:

Juan Martín Scalerandi nació en Temperley, Provincia de Buenos Aires el 22 de octubre de 1977. Guitarrista, compositor, docente, y becario del Fondo Nacional de las Artes en dos ocasiones (2011 y 2017). Se ha especializado en la música de la provincia de Buenos Aires como investigador y mediante la composición de música original para guitarra solista, con la que ha editado dos discos (“Esperando la lluvia”, 2009 y “Semblanzas”, 2015).
Influenciado desde muy chico por toda la música popular argentina, ha trabajado con numerosos artistas del género. Se desarrolla como guitarrista del maestro Omar Moreno Palacios, y conforma un dúo con el pianista Agustín Guerrero. 
Actualmente se encuentra trabajando en la pre-producción de su tercer disco solista, que cuenta con el apoyo del Fondo Nacional de las Artes.

https://www.facebook.com/Juan-Mart%C3%ADn-Scalerandi-414439705555756/?ref=br_tf

 

 

 

 

Dejar respuesta